Alberto y el COVID-19 (OPINIÓN) Por Martín Lupi

Estas circunstancias inesperada del coronavirus se presenta como una oportunidad o un fracaso de los gobernantes en el poder. En el caso de Argentina esta situación sitúa a Alberto Fernandez en el centro de la escena y ha conseguido con sus medidas sanitarias y de prevención del COVID-19  subir mucho su popularidad, que si bien no es solo su caso, (algunos Gobernadores y el Jefe de Gobierno Porteño también aumentaron su aprobación). Es en este caso que pareciera que la dirigencia política mayoritariamente ha adoptado una misma estrategia frente a la crisis dejando de lado la mal llamada " grieta" (desde mi punto de vista), esta situación da a la Argentina una oportunidad historia para adoptar de manera estructural políticas en común para tener en conjunto (o lo mayor posible) un proyecto de país a largo plazo que tanto necesita hace tiempo y quisiera aclarar un punto: Estar unidos no significa pensar igual, sino que entre las diferencias que existen, la clave es debatir esas ideas y llegar a un acuerdo lo cual significa que en el debate hay que ceder de vez en cuando y no querer imponer todo el programa o ideas que uno tiene por que inevitablemente si nadie cede evidentemente serían "enemigos" ya que cada uno buscaría sostener su postura. Por eso, ante todo la salida de no solo de esta situación actual, sino de las situaciones futuras necesitamos políticas de estado sólidas con el mayor consenso posible que al menos las principales fuerzas políticas estén de acuerdo en las cuestiones estructurales, y si logramos eso, Argentina puede ser un país de gran relevancia mundial y regional, logrando a su vez un estado próspero para sus ciudadanas y ciudadanos.



Autor:Martín Lupi (OPINIÓN)

Comentarios

Comentar artículo